Niños

La emoción que desprende la sonrisa sincera de un niño es magia en estado puro.

Expresar a través de la fotografía su mundo; esas imágenes que con sólo el gesto de una mirada gamberra, cómplice… pueden llegar a decir tanto de su fascinante personalidad.